Los católicos cubanos piden protección a la Virgen del Cobre ante amenaza

Escrito por  infoCatólica el Sábado, 09 Septiembre 2017 17:44

Valora este artículo
(0 votos)

Miles de personas peregrinaron a la Iglesia Nuestra Señora de la Caridad en medio de cantos, oraciones y pétalos de flores para implorar la intercesión de la Santísima Virgen María.

(ACI/InfoCatólica) Ante la amenaza del huracán Irma, los católicos cubanos residentes en la isla caribeña y en Florida, Estados Unidos, se encomendaron a la protección de la Virgen de la Caridad del Cobre en el día de su fiesta que se celebró el viernes 8 de septiembre.  

Según informa un diario local, ese día en La Habana, miles de personas peregrinaron a la Iglesia Nuestra Señora de la Caridad en medio de cantos, oraciones y pétalos de flores.

El Arzobispo de La Habana. Mons. Juan de la Caridad García, también participó en la procesión y luego celebró la Misa en ese templo en honor a «Cachita», la forma cariñosa que utilizan los católicos cubanos para llamar a la Madre de Dios.

Una mujer de 82 años llamada Estervina expresó que «vine a pedirle por Cuba y por Miami. Mis dos hijos viven en la Florida y estoy rogando para que Cachita se apiade y disuelva al huracán».

Otro feligrés llamado José Luis expresó su preocupación por la situación de su familia que reside en la ciudad de Gibara ya que «por allá Irma está acabando y he venido para que la Virgencita ayude a que mi gente salga adelante sin daños graves, que no tengan afectaciones físicas pero que tampoco se les dañe la casa».

Por su parte, ante la alerta por la llegada del huracán a la isla en la madrugada de este sábado, en la localidad de Sola, ubicada en la provincia de Camagüey, los fieles tuvieron que adelantar la peregrinación al día 5 de septiembre.

Ese día llevaron la imagen de la Virgen de la Caridad por las calles y se encomendaron a su protección para que «no ocurra ninguna desgracia lamentable».

Cancelada la tradicional peregrinación a la Basílica de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre

El periódico el Nuevo Herald informó que debido al peligro por el huracán Irma, la Arquidiócesis de Santiago de Cuba canceló la tradicional peregrinación a la Basílica Santuario Nacional de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre, que está ubicada en la ciudad de Santiago de Cuba, en la zona este de la isla.

Esta ha sido la primera vez en 100 años que se interrumpe esta práctica religiosa tan valorada por la Iglesia en Cuba.

Misa en honor a «Cachita»

Por otro lado, en la diócesis de Palm Beach, ubicada en Florida, ayer se celebró la Misa en honor a «Cachita» en la Parroquia Santa Juliana. Fue concelebrada por el párroco, P. Ducasse François, y el Obispo, Mons. Gerald M. Barbarito.

Al inicio de la Eucaristía, el Prelado expresó que «cómo esperamos la llegada del huracán Irma encomendamos nuestras diócesis  y a todos los feligreses a la protección a la protección maternal de María Santísima».

En ese sentido, en su homilía el P. François recordó que la Virgen «es nuestra madre, es nuestra consoladora y nuestra acompañadora en todos los acontecimientos de la vida».

También expresó que Cachita invita a experimentar la solidaridad y aseguró que «que ella está con nosotros en este momento especial donde hay tantas personas con sustos, tantas personas con miedo, especialmente con la amenaza de este huracán».

«Cachita está para acompañarnos, darnos la paz, darnos la alegría, pero darnos más bien la fe para que sigamos en la resistencia y también seguir buscando hacer la voluntad de Dios», agregó.

Información adicional

  • Fecha:: Sábado, 09 Septiembre 2017
  • Autor:: infoCatólica
Visto 120 veces

¿Quiénes Somos?

  • Cristo en Línea, es un grupo de laicas y laicos, religiosos, religiosas y sacerdotes que integran las distintas Diócesis, congregaciones y movimientos laicales.

    “Cristo en línea” estación de radio católica por internet donde se comunican “los valores evangélicos de manera positiva y propositiva” (cfr. Conclusiones de Aparecida N° 497).

Conectados

Hay 1081 invitados y ningún miembro en línea

Cita

  • No salga de vuestra boca palabra desedificante, sino la que sirva para la necesaria edificación, comunicando la gracia a los oyentes.
    Ef 4, 29